Dr. Claudio X. González “Educación de calidad y estado de derecho.”


marzo 31, 2020
Autor: Nicolás Rodríguez

Abogado de profesión, con estudios de posgrado en el extranjero y una larga trayectoria como colaborador y fundador de organizaciones de la sociedad civil, el Dr. González Guajardo se ha convertido en uno de los principales activistas en México en pro de la educación de calidad y contra la corrupción.

Su labor al frente de organizaciones como Mexicanos Primero y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad ha sido de gran importancia en campañas y movimientos como la #Ley3de3 y el colectivo #NoMásDerroches. A través de estas acciones, promovió el compromiso de la clase política con la transparencia, la rendición de cuentas, el fortalecimiento del estado de derecho y el uso eficiente de los recursos públicos. El pasado 4 de febrero tuvimos la oportunidad de conversar con el Dr. González en el marco de su conferencia “Estrategias en el combate a la corrupción”, y compartió con nosotros su opinión sobre la participación ciudadana y el papel de la juventud en la construcción de un México próspero y justo.

¿Qué temas considera prioritarios para materializar el México que queremos, justo, próspero, con igualdad de oportunidades, desarrollo, etcétera? Yo creo que los dos temas son educación de calidad y estado de derecho. La educación, porque nos ayudará a desarrollar el enorme talento que existe en México. Y el estado de derecho, porque en México se nos ha dado la posibilidad de hacer nuestra propia ley. En muchas ocasiones impera la ley del más fuerte, y no una ley que se aplique para todos por igual, independientemente de nuestra condición social, nuestra condición política, nuestro género o nuestras ideas… En esas condiciones es muy difícil generar desarrollo, porque no hay bases de certeza, certidumbre, confianza en el mediano y el largo plazo.

En este sentido, ¿qué papel debe tener la ciudadanía?
La participación de los ciudadanos es fundamental. No visualizo que esto pueda cambiar si los ciudadanos no lo demandamos. Esto opera en distintos planos. Opera en el plano de las organizaciones como COPARMEX, Puebla Contra la Corrupción y la Impunidad o ÚNETE, que trabajan en la educación y la construcción del estado de derecho.

Pero también en el plano, por ejemplo, de las madres y los padres de familia en las escuelas. Parece increíble que, dadas las circunstancias actuales, no exista una demanda social gigantesca por mejorar las instalaciones y tener mejores maestros. Sin eso, el talento en México no se va a explayar y no habrá el bienestar que queremos para los mismos niños. Sin esa participación, no veo a los políticos corrigiendo virtuosamente los problemas de México. Las soluciones en materia política en general son soluciones que demanda la ciudadanía; tenemos todos que crecer en este compromiso ciudadano que requiere México.

¿De qué mecanismos disponemos los ciudadanos, en especial los jóvenes, para hacer valer nuestro compromiso y demandar soluciones a los problemas en Puebla y en México?
Hoy hay muchos mecanismos para incidir. Primero, porque hay más información que nunca, y tenemos la posibilidad de estar mejor informados sobre lo que sucede en nuestra sociedad y la interacción con nuestros gobernantes. Segundo, ¡hay que buscar, leer y adentrarse! Ahí están los mecanismos que nos permiten encontrar a otros que quieren cambiar las cosas como nosotros. Las redes sociales facilitan una articulación que antes no era posible.

Puedes comunicarte con tu generación y literalmente con miles de personas. Nosotros estábamos más aislados, ustedes ahora pueden generar un equipo de manera mucho más ágil y eficaz para articular debate, propuesta y demanda. Por último, las redes nos permiten ver lo que sucede en todo el mundo; así va creciendo la expectativa, la esperanza de tener una mejor educación, un mejor trabajo, mayor bienestar. ¡La gente cada vez quiere más! Eso debe traducirse en demanda hacia los gobernantes para que verdaderamente sirvan al interés común.

¿Qué opina sobre la situación actual? Pienso que los políticos están cada vez más demandados por los ciudadanos, y esto se va a acelerar dramáticamente. Veremos un ambiente de gran actividad, mucha organización. No ocurrirá por generación espontánea, sino que deben existir líderes que vayan articulando esta convicción. Líderes hay en todas las generaciones, pero en la esta, como nunca, tienen un campo para conocer, demandar, proponer y cambiar las cosas.

¿Algún mensaje final para nuestros lectores? Las naciones no tienen buenos gobiernos hasta que tienen una ciudadanía que demanda esos buenos gobiernos, que procura con perseverancia que estos le cumplan a la sociedad. De ningún gobierno surge ninguna acción ciudadana. Solo si hay una dinámica de la sociedad, el gobierno se verá obligado a atender esa demanda ciudadana. Esta es la única forma que puede funcionar para Puebla y para México: los ciudadanos deben entender que ellos son el cambio, que ellos pueden procurar que las cosas estén mejor, y que no pueden esperar a que nadie más lo resuelva. Esto no se trata de participar una sola vez, sino todos los días.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?