Sector Salud no permite improvisaciones: Coparmex


octubre 22, 2019

Después de ser aprobado por la Cámara de Diputados, el dictamen de Reformas a las Ley General de Salud y Ley de los Institutos Nacionales de Salud, que elimina el Seguro Popular y los recursos en la materia a los Estados, se pone en riesgo la adecuada atención y prestación de servicios de no establecerse claramente las funciones y alcances de la conformación del nuevo organismo centralizado llamado Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (INSABI).
En este sentido, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), hace un llamado a los integrantes del Senado a analizar dicho dictamen que además de contravenir el Federalismo, implica la desaparición del Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, a través del cual se atendieron del año 2012 a la fecha aproximadamente un millón de casos, que por la complejidad del padecimiento con un alto costo por ser enfermedades consideradas graves, como las cardiovasculares, cáncer, hepatitis, trasplantes, y malformaciones congénitas.
Al formalizar dicho convenio los Gobiernos estatales con el INSABI, como lo contempla esta iniciativa, quedarían imposibilitados para hacer frente a las obligaciones que la Ley les atribuye y constituyen uno de los pilares para este sector, en rubros como planificación familiar, salud mental, así como la organización, coordinación y vigilancia del ejercicio de actividades profesionales, entre otras muchas funciones.

Entre otros factores a tomar en cuenta está la centralización de los gastos de salud representaría que el personal sea transferido al Gobierno Federal, lo que según estimaciones tendría un costo de más de 17 mil millones de pesos, así como la claridad de la operación, mecanismo de gestión de financiamiento y participación del INSABI.
Coincidimos en que todo programa de salud es perfectible así como la relevancia del manejo transparente de los recursos en este y cualquier sector gubernamental, sin embargo por las implicaciones y trascendencia del ámbito de la salud, no permite improvisaciones y consideramos importante enriquecer y escuchar las voces del sector involucrado de la sociedad ante un replanteamiento de nuestra política de salud pública.